El nieto de Cupido: Capitulo 2

Buenos días queridos lectores:



En el día de hoy queremos traerles el segundo capítulo de El Nieto de Cupido.  Sé que a les ha gustado mucho, así que hemos decidido hacer un pequeño juego aquí.  Si para el miércoles en la tarde tenemos 50 comentarios, publicaremos el capítulo 3 ese día por la noche.  Sino entonces lo publicaremos sábado.  Es decisión de ustedes si tienen dos capítulos esta semana.  No les entretengo más…a leer.

.





CAPITULO 2



Estaba sentado junto a Afrodita, todavía no podía creer la belleza que poseía, pero no por nada era la diosa de la belleza y la lujuria. Pero eso no tenía importancia, ya que todavía no entendía   porque Zeus me había ido a buscar, ni a que maldición se refería.  Según él,  yo había roto pero aun no entendía cómo fue que paso. 


Entonces Afrodita movió sus manos y llegamos a su palacio de mármol en el Olimpo. Una vez más sentí que todo es un sueño… o una pesadilla, dependiendo como se lo mire. A pesar que desde hacía años conocía la condición de dios de mi abuelo, y que un cuarto de mi sangre era de un dios seguía sin entender que es lo que Zeus quería de mí.


    Bueno, Max, creo que tienes muchas dudas que espero poder responder. Los traje a mi humilde morada porque aunque no lo crean aquí tenemos más privacidad que en tu departamento. - me dijo Afrodita—Imagino que tienes un millón de preguntas.


—Es verdad, pero estoy algo confundido.—dije.


 ¿Por dónde quieres comenzar?— me pregunto la diosa


Primero quiero saber qué es lo que Zeus quiere de mí. — dije— La verdad es que no lo entiendo. No sé qué es lo que quiere. ¿En qué quiere que lo ayude?


 Tranquilo, hijo, vamos a comenzar por el principio—vi como Afrodita se acomodaba su largo vestido de seda, para luego acomodarse un mechón de cabello detrás de su oreja. —Veras, Max como ya sabes, tu abuelo es mi hijo. Cuando nació fue bendecido con el poder del amor.  Yo sabía que estaba destinado a hacer cosas buenas porque en su corazón no había maldad, ya que su condición de dios del amor no se lo permitiría. — Afrodita embozo una pequeña sonrisa como si volviera cientos de años atrás en el tiempo - Pero mi padre en su afán de gobernar con mano rígida dijo que no todo podía ser amor y felicidad, que las personas debían aprender a ser fuertes y para serlo tenían que conocer el dolor y el sufrimiento.  Según él,  mucho amor solo crea personas débiles. Por eso maldijo y desterró mi hijo del olimpo.


 ¿Y de que se trata esa supuesta maldición, que según Zeus yo rompí?—le pregunte todavía algo confuso.


 Tú, mi querido, rompiste la maldición que mi padre ha puesto sobre mi hijo y sus descendientes— me dijo la diosa— pero mi padre no dejara esto así, y tú lo sabes- dijo la bisabuela mientras miraba a mi abuelo.


 La ser madre. — dijo el abuelo con un suspiro de frustración.


     Muy bien.—dijo yo interrumpiendo porque realmente me estaba cansando de tanto secreteo y de hablar en claves —ahora ¿me pueden decir qué coño es la jodida maldición esa que tan mal los tiene?


   Niño –dijo Afrodita mirándome con diversión —Sí que tienes un genio de los mil demonios. Justo lo que necesitamos, alguien con carácter que no deje que mi papa se salga con la suya.—ella tomo mi mano y continuo hablando—¿Quieres la verdad o la versión oficial?


    La verdad, la oficial ya me la contaste.


 Tienes razón— dijo ella sonriendo.—solo me falto el final.  Zeus le quito la capacidad a Eros de pasar sus poderes sus hijos nacidos de mujeres humanas.  Y desde hace 3000 años ningún hijo de Eros tuvo sus poderes.  Tampoco nació un varón de su descendencia.  Tú eres el primero en todos esos años.  Además Zeus dijo que ese varón tenía que tener un alma pura y amar a Eros.  Tú cumples con todos los requisitos.


—¿Y la verdad de la maldición?


 Tu abuelo fue llamado ante la presencia de Zeus, el quería que tu abuelo flechara a una muchacha en Ítaca.  Tu abuelo dijo que primero quería conocer a la joven, porque si ella estaba enamorada no lo iba a hacer. Eros fue a Ítaca y conoció a la joven.  Se llamaba Camelia, y estaba comprometida con un joven soldado.  Eros regreso al Olimpo y le dijo a Zeus que no podía flechar a la joven para que lo amara porque en su corazón había amor por otro.  Zeus se enfureció y decidió que tomaría la su virginidad y plantar su semilla en ella ya toda costa.  Esa noche tomaría la forma de su amado y la poseería.  Entonces Hera estaba furiosa ante una nueva infidelidad de Zeus, envió lluvia sobre Ítaca, pero a Zeus no le impidió llegar a ella. Robo a uno de los dioses una poción de lujuria y viajo a la tierra.  La pareja estaba en una posada con sus amigos cenando cuando Zeus llego y puso en el vaso del novio un fuerte sedante.  En otro echo la poción de lujuria para que la novia la tomara. Eros estaba en la misma posada y al ver las intenciones de Zeus cambio los vasos.  A Zeus le toco el sedante y a la novia la poción de lujuria.  La chica salto sobre los huesitos de su novio y fue el quien la embarazo.  Zeus quería matar a Eros pero no puedes matar a un dios sin consecuencias, así que Zeus hizo lo que pensó era el castigo más cruel.  Le quito su descendencia.


—¿Todo este drama por la virginidad de una mujer? — dije incrédulo.


 No cariño  dijo la bisabuela el drama como tú lo llamas es que la joven en cuestión fue la madre de Ulises. 


El rey de Ítaca  dijo mi abuelo como si yo necesitara que lo aclarara.


    ¿Y?  dije yo para que terminaran con el relato.


  Si Ulises hubiera sido hijo de Zeus, las cosas en Troya hubieran sido diferentes.  Ulises someterían a los troyanos más tendría el control de Ítaca lo que garantizaría adoración a Zeus y él nunca hubiera perdido el respeto de la sociedad moderna.  Pero sobre todo su furia fue porque perdió a una de sus vírgenes.


——     Básicamente él te quito el poder de tener descendencia con poderes porque el no pudo tener el hijo que quiso con la mujer que quiso.


—Si


   Él me dijo que ayudaría, — dije algo confundido —pero no sé ni a quien, ni en que podría yo ayudar y mucho menos a un dios


  Bueno mi niño, yo creo que vas a ser de gran ayuda—me dijo mi bisabuela


Es de locos pensar que esta mujer de tantos miles de años, parecía que se había congelado en el tiempo y no aparentaba más que 30 años humanos


     Pero no quiero hacerle mal a nadie— le dije algo preocupado.


    No, quédate tranquilo querido. — me dijo con toda su paciencia — Nadie saldrá lastimado al romper la maldición que mi padre puso sobre mi hijo.


    Pero sigo sin entender bien cómo es que yo me veo ahora implicado en todo esto— le pregunte, porque mis dudas todavía están hay y cada vez entiendo menos.


  Max, tu a partir de hoy serás el nuevo Eros —me sonrió como si fuera lo más natural lo que me acaba de decir.  Para mí no es más que un baldazo de agua fría.


    ¿Qué? — le pregunte con miedo.


 Perdón, creo que los humanos lo conocen como Cupido ¿no?  La verdad no sé porque el nombre romano pego más que el griego.  


 Sí.  Eros se usa más para cosas sexuales.Cupido es más tierno —dije a modo de explicación


  Bueno, Max, tu serás el nuevo cupido— declaro la diosa


  ¿Qué?— volví a repetir. — Pero mi abuelo es Cupido. Digo no puedo ser tan ingrato en quitarle su empleo.—le dije con una sonrisa a modo de broma, porque pensé que eso era.


No entendía a lo que se refería Afrodita, esta conversación era cada vez más extraño y mis dudas eran cada vez mayor.  Porque ahora tenía otra duda más de la que ya tenía con respecto a Zeus.  Encima ahora querían que sea Cupido, pero de una cosa estaba seguro, y era de que todo aquello no terminaría de una forma agradable para mí.


 Porque así lo decidió mi padre, Max y como el dios máximo no hay nada que podamos hacer.—me dijo Afrodita.


   Espera un momento.— le dije parándome del lugar donde estaba sentado a su lado —¿entonces mi abuelo se quedara sin empleo?—le pregunte con una sonrisa esperando que el chiste terminara.


        No querido, tu abuelo no se quedara sin empleo, como dices. — me dijo con una suave risa - el seguirá siendo quien es, seguirá ejerciendo sus poderes de dios, pero solo es Cupido con las parejas heterosexuales en cambio tú, Max, tú serás el Cupido de las parejas del mismo sexo.


Me quede sin palabras ante el anuncio por la diosa, una parte de mí, una vez esperaba que se tratara de una cruel broma, pero los minutos pasaban y no había indicios de que algo fuera a cambiar, me comencé a asustar seriamente.


  Por eso mi niño, con esto— me dijo haciendo aparecer un carcaj con flechas y un arco.—esto es para ti.


  No quiero eso. — dije con firmeza aunque por dentro me temblaba todo — Ni siquiera sé cómo usarlo.


 No hay opción, Max, debes hacerlo porque mi padre así lo decreto,  — volvió a repetir — y si no cumples con lo que te encomendó su ira será demasiado grande y todos lo lamentaremos pero en especial tú. —sentencio entregándome el carcaj con las flechas.


   Pero no sé qué hacer con esto—le volví a decir.


 Tu abuelo te enseñara como hacerlo. — me dijo.


——   Pero no puedo andar con esto para todos lados.


   No mi niño, esto es solo  visibles a nuestros ojos, pero invisible ante los ojos humanos - me explico. —Así que por esa razón no debes temer después de todo, ¿Qué puede llegar a salir mal?


   Yo creo que todo — le respondí.


    Pienso todo lo contrario- me refuto. — Bien, Max, creo que es hora que vuelvas a tu hogar a descansar, antes de que todo comienza.


    Sí, creo que es lo mejor.  Aunque aún tengo muchas dudas y muchas cosas más que preguntar.


No supe en que momento, pero paso.  En tan solo un minuto pase de estar en los jardines del olimpo junto a Afrodita a estar de pie en el medio de sala de estar de mi departamento.


  Ay, Max, ahora sí que estas metido en un gran problema.— me dije mí mismo.


Decidí que lo mejor era dejar de pensar un poco en todo lo que estaba pasando. Aunque era algo difícil, ya que el problema iba a seguir existiendo. Decidí tomar un baño y relajarme un rato, después de todo podría salir un rato a dar una vuelta y olvidarme de toda esta locura. Quizá salir un rato y dar unas vueltas por el vecindario.  Qué manera más genial de celebrar mi cumpleaños.


Tome una ducha tranquilo, tome el tiempo necesario para que el cuerpo se me relajara. Tarde unos treinta minutos con el agua choca contra mi piel y siento como se me eriza.  No puedo dejar de pensar en todo lo que me dijo Afrodita. Yo no quería nada de todo aquello, como si yo tuviera la culpa de haber nacido hombre y de romper la dichosa maldición.


Minutos más tarde salí del baño envuelto en una toalla.  Sentía como si una aplanadora me hubiera pasado por encima.  Me dirigí a mi habitación me puse solo un bóxer azul y me arroje a la cama.
No supe muy bien en que momento me había quedado dormido, pero cuando mira el reloj colocado en la pared de mi habitación vi que había dormido por más de dos horas.  Me levante despacio y me dirigí a la cocina por un vaso de agua.  Cuando me disponía a volver a la habitación vi a mi abuelo sentado en el sillón de la sala. No sabía si alegrarme o no que estuviera aquí.  Siempre he amado a mi abuelo, pero hoy necesitaba tranquilidad.  No sabía porque, pero sabía que no me gustaría nada su visita tan repentina.



    Hola abuelo. — le dije desganado.


    Hijo — me dijo mi abuelo a modo de saludo.


  ¿A qué se debe esta visita tan repentina?—le pregunte.


  ¿Acaso no puedo venir a visitar a mi nieto favorito?— no me pregunto mi abuelo.


     Soy el único nieto que tienes, abuelo.—le dije inclinando la cabeza de lado.


      Eso hiere mis sentimientos. — mintió mi abuelo descaradamente.


      Tú y yo sabemos con no es verdad.- le dije con una sonrisa —  ¿ A que se debe tan repentina visita? —repeti


  Tenemos que practicar. — dijo el tranquilamente


——     ¿Ahora? - le pregunte — Creí que al menos esperaríamos unos días.


   Eso no es posible, Max.  Dentro de poco te llegaran los primeros nombres de las personas que debes enlazar — me dijo.


  Está bien deja que me cambie y vamos. — le dije — Parece que a partir de ahora no poder tener un tiempo en paz—me fui murmurando rumbo a mi habitación.


Minutos después salí llevando un par de jeans y una camiseta negra al cuerpo.


          Bien, ya estoy listo. — le dije a mi abuelo


   Bueno vamos, entonces— mi dijo levantándose del sillón.


    ¿A dónde vamos? — le pregunte, tomando el arco y el carcaj.


  Al olimpo.— contesto.


 ¿Otra vez?—pregunte desganado.


Mi abuelo salió de mi departamento, sin decir una palabra más.  Lo que más me sorprendió fue que  caminamos unas cinco manzanas hasta una casa. No entendía que hacia allí, después de todo se suponía que íbamos a ir al Olimpo. El frente de la casa era de un chocolate con detalles en blanco.


——   Aquí estamos.— me dijo el abuelo


—¿Qué? — pregunte sin entender —Creí que íbamos a ir al olimpo.


 ¿Dónde crees que estamos?— me dijo señalándome el cartel que colgaba de la fachada de la casa.


Gire hacia donde colgaba el letrero que decía “Bienvenido al Olimpo”. No entendía mucho que era lo que estaba sucediendo, bueno, no entendía nada de lo que  sucedió en las ultimas doce horas.


   Abuelo dijiste que íbamos a ir al Olimpo —repetí


 ¿Dónde crees que estamos?— también repitió el abuelo.


  Pensé que era el “otro” Olimpo— le dije.


 Creo que será mejor mezclarse entre los humanos.— me dijo entrando a la habitación de arquería.


Cuando entre me di cuenta de que esta habitación era muy espaciosa, las paredes pintadas de blanco eran impecables.  En la pared del fondo había alrededor de cinco blanco de color rojos colgados.
Sabía que todo aquello no iba a terminar bien.



—Comencemos…— me dijo mi abuelo.


Cuando tome el arco se me hacía demasiado pesado.  Mi abuelo me explico cómo sostenerlo, la manera de colocar el brazo y como tensar la cuerda.  Dos horas pasaron y nada bueno había resultado de todo esto, tal cual yo había predicho.  Lo único que supe era que no había dado en el blanco ni una sola vez y que estaba totalmente cansado y solo quería volver a casa.


 Bueno, hijo creo que es todo por hoy— me dijo mi abuelo.


 Gracias— le dije como si mi vida dependiera de ello.
  • Sin más tomamos nuestras cosas y nos dirigimos hacia la salida. Yo me dirigí a casa y el abuelo desapareció.  Imagino que se fue al olimpo…o a visitar a mi abuela.

Comentarios

  1. Gracias por el nuevo capitulo me ha encantado espero que llegemos ha los 50 comentarios para poder leer otro capitulo el miercoles, un abrazo

    ResponderEliminar
  2. Acabo de leer los dos capítulos seguidos y la verdad que es algo diferente a lo acsotumbrado......me ha parecido interesante asi que seguire leyendo haber como va la historia...gracias por compartir,besos

    ResponderEliminar
  3. Hola :)
    La verdad no me gusta leer por capítulos, pero dejo mi comentario para lograr la meta y a las que les gusta leer por capis lo puedan hacer, buen fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Kyaaaa esperaba este segundo capítulo, la historia sigue soñando interesante y aunque coincido en que no soy muy fan de ir leyendo por capítulos aveces historias como estas valen la pena, gracias y ojalá lleguemos a la meta bxos

    ResponderEliminar
  5. Muchas gracias por otro genial capi, besotessss

    ResponderEliminar
  6. me ha gustado espero con inpaciencia los resultados del nuevo cupido jajaj gracias por compartirlo un abrazo

    ResponderEliminar
  7. Hola Chicas mil gracias por el capí, no quiero ni pensar los desmanes que va a haber, si no logra afinar su puntería jiji, besos enormes

    ResponderEliminar
  8. hola que todos pasen un lindo fin de semana, besos.
    Hola Sora y Satara, un millón de gracias por su trabajo, por compartir, el capitulo esta super bueno, mil besos

    ResponderEliminar
  9. Me ha encantado la historia me imgino que pasarán muchas cosas a partir del nuevo trabajo de Max lo que no me quedo claro es la edad actual de Max 25? Me encanta la historia griega contada de una manera distinta XD

    Muchas gracias por compartir tan maravillosa historia

    ResponderEliminar
  10. Hi!!!
    ya van por el capitulo 2 ..., pero voy a esperar por mas capítulos o que este completo
    así que muchos ánimos!!!

    ResponderEliminar
  11. Gracias, esperemos llegar a la meta y seguir disfrutando de la lectura

    ResponderEliminar
  12. HOLA,ME GUSTO MUCHO LA HISTORIA,ESPERO LOS SIGUIENTES CAPITULOS,MUCHAS GRACIAS POR SU TRABAJO,BESOS.

    ResponderEliminar
  13. Me encantaaaa!! Espero ansiosa el próximo capítulo!! Hermoso el trabajo que hacen!! Sigan así!! :D

    ResponderEliminar
  14. Impaciencia es decir poco!!!! me encanta la historia... muchas felicidades.....

    ResponderEliminar
  15. Acabo de leer los dos capitulos, es mi primera vez en este blog, espero seguir difrutando de la historia, por el momento pinta interesante, gracias por compartila.

    ResponderEliminar
  16. Porras parece que ha este ritmo no vamos ha llegar, vamos chicos animense que nos quedamos sin capitulo extra

    ResponderEliminar
  17. sumando comentarios!!! quiero saber que sigue!!!

    ResponderEliminar
  18. sumando comentarios!! realmente quiero leer el siguiente capitulo

    ResponderEliminar
  19. Muchas gracias por el capitulo me a gustado mucho.Besosss

    ResponderEliminar
  20. Hola
    Gracias por el segundo capítulo, me ha dejado con ganas de más. Espero que suban el miércoles el tercer capitulo.

    ResponderEliminar
  21. buenisimo, muy buena trama ojala siga mejor gracias por el capitulo, estare esperando por mas

    ResponderEliminar
  22. siempre me ha encantado los dioses griegos .. y viendo la trama esto promete mucho pero me preguntaba si pondras a relieve parejas secundarias entre los dioses o solo se centrara en max

    ResponderEliminar
  23. pobre max va a tener que aprender a usar el arco y las flechas jajaja muchas gracias x el capitulo la verdad creo que la historia va a ser un tremendo exito al menos para mi xk estoy super engancha :)

    ResponderEliminar
  24. Jajaja pobre max xD
    Tendra que entrenar para poder usar bien ese arco y flechar mejor jajaja
    Muy buen capitulo... Quiero leer el proximo ^-^

    ResponderEliminar
  25. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  26. Ahg, tanta confusión en Max hace que yo me confunda.
    Debería aceptar el trabajo sin réplcias, aunque ciertamente ya dejaría de ser "él mismo"
    Jajaj, que curioso, yo también quisiera aprender arco y flecha!!!
    << Pronto llegarán los nombres que debes enlazar >> Aunque no me sorprende, siento el mismo temor que siente Max al unir parejas del mismo sexo.
    Por lo menos en las historias, un poco de amor a este mundo!!
    Gracias por el Capi.

    ResponderEliminar
  27. muchas gracias sigo leyendo muy interesante...<3

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Regalo

Préambulo a nuestro próximo libro.

¡Estamos vivas!!!