EL NIETO DE CUPIDO

UNA NUEVA HISTORIA.

Hola mis queridos lectores  hoy tenemos la gran felicidad de contarles que a partir de hoy le vamos  a dejar semanal mente un  un capitulo de esta nueva historia que con tanto amor estamos construyendo, pero obviamente sin olvidarnos de nuestras otras historias, espero que la disfruten.




                                                                 CAPITULO 1


Hoy he decidido que si tengo que tener una existencia complicada ponerla en papel para ver si de esa forma puedo entender algo de este enigma que me tocó vivir.
Déjame presentarme, me llamo Max, tengo 25 años y soy nieto de Eros o Cupido, como quieras llamarlo.  

Algunos pensarían que soy suertudo al ser un semi dios, pero la realidad dista mucho de ser así.
Comencemos con un poco de historia. Mi abuelo Eros acababa de nacer cuando mi tátara-abuelo Zeus, conocedor de sus capacidades como seductor, ordenó a mi bisabuela Afrodita que le hiciese desaparecer. Ésta, le ocultó en lo más profundo de los bosques y fue amamantado por leones y tigres. Cuando creció construyó un arco de fresno y con madera de ciprés construyó sus peligrosas flechas entrenándose con ella disparando a los animales. Lo del abandono, el arco y las flechas fueron verdades a medias. Lo de matar animales completamente mentira.  
Si el tátara-abuelo ordeno su muerte por sus poderes pero la Afrodita lo escondió en sus templos durante los días y las noches lo llevaban al olimpo. En los templos era cuidado por las vírgenes consagradas a Afrodita y las sacerdotisas. De ahí que el abuelo desarrollara su gusto por las humanas y la creación del término erótico. 

Eso último se los explico después.
Para cuando el abuelo tenía 14 años ya conocía en su totalidad los secretos del cuerpo femenino. Una de esas noches en vela, mientras Afrodita seducía a otro incauto mientras Hefestos le hacía más joyería, el abuelo se coló en el templo de la diosa de la caza Artemisa y la vio discutir con su hermano gemelo Apolo sobre los poderes del arco y la flecha. El abuelo se sintió muy impresionado por la destreza de Artemisa y decidió aprender a usar el arco y la flecha. Para no incomodar en el olimpo se fue a la tierra. 

En la Atlántida jugo un rato con sus flechas hasta tener buena puntería. Afrodita, al ver su destreza le regalo un juego de flechas de oro y otras de plomo. En una de sus sesiones de entrenamiento se topó con un par de vecinos que solo peleaban y nada más. El decidió lanzar una de sus flechas de oro, hechas por Hefestos y bañadas por esencia de vida y amor de su madre, este fue otro accidente que también les contare en otra ocasión, solo para asustarlos y disuadirlos de la pelea, pero el hombre al ver la flecha trato de quitarse del camino y la flecha los atravesó a los dos sin matarlos pero al caer al suelo se amaban con locura.
Y el resto como todos dicen es historia


El abuelo creo muchos semidioses por todo el mundo y lo menos que se necesitaban en aquella época era semidioses del amor cuando Grecia estaba en guerra con todos. Entonces el tátara-abuelo Zeus le quito la capacidad a Eros de pasar sus poderes a sus descendientes. Ósea si nacías de una humana te quedabas como humana. “Hasta que un alma pura te ame de verdad” dijo el tátara-abuelo Zeus al abuelo Eros.
El abuelo Eros siguió reproduciéndose como conejo usando sus flechas para difundir el amor. Y esto nos lleva hasta la abuela.
Mi abuela tenía 16 cuando conoció al abuelo, el era un chico lindo en una Harley, así lo describe la abuela. Mejor no saber los detalles. Acortando todos los detalles mi abuela tenía 17 cuando mi mama nació y mi mama tenía 19 cuando yo nací. Mi padre también era lindo y pero andaba en un Mustang GT. Yo tenía 2 meses cuando un accidente se llevo a mis padres a los Campos Elíseos. Y mi abuela me crio.
Tenía 10 cuando me di cuenta que mi abuelo aparentaba tener 21. Lo veía dos veces al mes en el granero en casa de la abuela. Siempre llevaba su moto y me enseño a manejarla y a arreglarla. Al cumplir 18 me la regalo. El era mi mejor amigo, mi padre y mi abuelo en un solo paquete. Así que cuando me di cuenta que me gustaban los chicos en vez de las chicas se lo conté. El me sonrió y me dijo si hubiéramos vivido en tiempos de la Atlántida, sí que te hubieras divertido, chicos guapos por montones. Luego nos reímos y ya. Mi abuelo me aceptaba.  
No tuve una mala vida. Chicos lindos en la universidad, muchos besos y carisias sucias pero nunca uno que me gustara para llegar al final.
Me gradué y comencé a trabajar. Mi vida era tranquila y apacible no tenía un novio en la cama pero sabia como entretenerme. Qué demonios, solo tenía 24 aún hay tiempo para hombres. Y entonces todo cambio.
La noche de mi décimo quinto cumpleaños, mientas llegaba a casa listo para llamar a mis abuelos para celebrar una versión de Gerald Butler pero con 10 años mas estaba en el sofá de mi apartamento. Decir que quería gritar como niña y correr fuera del apartamento seria poco. Pero como si algo me atara me quede petrificado en la puerta. El hombre se levantó y dio una vuelta a mí alrededor como si me estuviera evaluando. Luego tomo mi barbilla obligándome a mirarlo a los ojos. Una sonrisa burlona cruzó sus labios.  
- El primer varón nacido de Eros. – declaró como si yo supiera de lo que hablaba. – El primer varón en 3000 años.
- ¿Nos conocemos? – pregunte tratando de obtener algo de información de este desconocido aunque muy en el fondo yo sabía quién era. Zeus. - ¿Lo hacemos? – respondió el con otra pregunta. Si definitivamente el hijo de puta más grande del universo estaba en medio de mi sala. - No. – conteste yo haciendo uso de un valor que realmente no sentía- Además es de muy mala educación contestar una pregunta con otra y más aun entrar en la casa de una persona sin ser invitados, y perdona que te lo diga pero no te invite a venir.
Zeus se carcajeó con mis palabras y fui libre de moverme. Camine hasta la barra que dividía mi cocina del resto de la sala y me serví un poco de agua tratando de parecer casual. En realidad estaba buscando discretamente mi daga de lágrimas. Mi abuelo me la regalo cuando tenía 15 y le dije que unos chicos me molestaban en la escuela. Me dijo que esa arma era una de las tres cosas que podía matar a un dios. Había sido creada para que cada dios pusiera en ella una lágrima con su debilidad y de esta forma no morir a causa de estas.  

se la entregaron a Pandora y la muy tonta la puso en su caja y junto con todos los males del mundo, la tonta se fue a celebrar a la tierra junto a Perséfone y Némesis y Zaz, la caja se les quedo en un antiguo bar en Macedonia donde otros tontos la tomaron. Por suerte los males del mundo estaban “empacados en piel” y cuando el ladrón saco la daga solo algunos de ellos se escaparon de la caja”. Eso dice mi abuelo. Para volver a la historia de la daga, el abuelo flecho al hombre quien robo la daga y le entrego la daga a su amada quien la dejo en la cocina como un cuchillo más y se fue a consumar su amor. El abuelo que reconoció la daga, la tomo, según él, prestada para mantenerla segura. Dijo que a un humano no lo mataría pero le haría víctima de su más grande temor. Yo la cargue por meses pero siempre tuve miedo de usarla, pero la conserve en el lugar más seguro y menos llamativo que se me ocurrió. El cajón de los cuchillos en mi gabinete.
Zeus me miraba con desconcierto, como si quisiera entenderme.
- ¿Quieres algo de tomar? – le pregunte como el buen anfitrión que mi abuela crio.
- No humano.
- Tengo nombre.
- ¿Sí? – dijo el con desfachatez - ¿y cuál sería ese nombre?
- Maximus Christophe James Bradford – que puedo decir mi padre se llamaba James y entre el nombre que mi abuelo escogió para mi coló el suyo – pero puedes llamarme Max.
- Tu abuelo te puso un buen nombre – dijo Zeus riendo.
- ¿Y tú quién eres?- dije mientras tomaba el mango de la daga de las lagrimas en mis manos. – No te has presentado.
- Yo soy Zeus padre de todos los dioses. – y para añadir más dramatismo a su presentación hizo que dos fuertes rayos iluminaran el cielo haciéndolo parecer medio día.  
No sé si era por mi estado de agotamiento o porque siempre que me asusto digo lo que pienso aplaudí.
- Bravo – dije – efectos especiales y todo. ¿Y qué te trae a mi humilde morado tátara-abuelo Zeus?
- Carácter fuerte, valor o estupidez, aun no lo decido y además un alma pura. Eres toda una rareza Maximus Christophe James Bradford.
- Eso no responde a mi pregunta – dije tratando de averiguar si sus palabras eran un cumplido o un insulto.

- Bueno tú eres el primer varón nacido de Eros en 3000 años. Y has roto mi maldición. Por tanto, tú harás parte de su trabajo. Y dadas tus preferencias – dijo elevando las cejas justo cuando una mirada diabólica cruzo sus facciones –le ayudaras.
- ¿Ayudar? ¿A quién y en qué?
- A que divertido. 
Y diciendo eso, Zeus me toco. De pronto una corriente eléctrica cruzo mi cuerpo. Sentía como esa corriente rompía mis células una a una y luego me reconstruía. Dolía como una perra. Entonces una luz ilumino mi cerebro y fue como ver el principio de los tiempos. Datos y fechas que desconocía se impregnaron en mí. Y pude ver una pila echa de oro donde un liquido rojo translucido giraba situada en un balcón de donde se observaba todo un valle de casas en mármol blanco. Supe que era el amor esperando a ser liberado. También supe que ese balcón era la casa de mi abuelo en el Olimpo. 
Zeus me soltó y sentí como si cayera de una gran altura. De pronto estaba en el piso de la cocina temblando más que la gelatina.
- Acostúmbrate al regreso – dijo Zeus y desapareció.
No sé cuánto tiempo estuve en el suelo. Para mi fueron días. Cuando finalmente me pude levantar y mire el reloj apenas habían pasado treinta segundos desde que entre a mi apartamento. Sacudí mi cabeza para despejarme y decidir si estaba alucinando o en realidad todo había pasado. Una vez en pie llame a mi abuelo.
- Eros, yo te convoco en tu forma humana.
Como siempre que el abuelo aparecía al yo convocarlo, una nube rosada aparecía. Era muy gracioso ver al abuelo salir de ella. Sobre todo por el olor a algodón de dulce.
Bueno la culpa es mía. Cuando me enseñaron a convocarlo yo me lo imagine como en una de esas postales del día de San Valentin. Ya saben donde esta Cupido con el arco, la flecha y un pañal. Al abuelo no le parece tan gracioso ya que inmediatamente hace aparecer ropa sobre su cuerpo.
- Felicidades cariño – me saluda el abuelo y de pronto sus ojos cambian y veo furia, alegría y miedo en ellos una detrás de la otra – Zeus vino a verte.  
Fue una declaración no una pregunta.
- ¿Entonces no era una alucinación?
- No cariño. Dime que te hizo.
Yo le conté lo que había pasado con todo detalle. El abuelo escucho atentamente. Su rostro era ermetico. En eses instante recordé cuando tenia 16 años y me caí de las gradas del estadio por estar observando a Jason Rudler sin camisa haciendo lagartijas y pensé que lo más probable era que a causa de ese golpe estaba en coma y todo un sueño. Entonces recordó todas las casas bizarras que le había pasado durante su vida. Y desde que tengo uso de memoria me había pasado de todo.
Para cuando termine de hablar el abuelo empezó a gritar en unos idiomas que no entendía. Si idiomas porque el sonido de sus gritos no seguía una rutina rítmica. Por lo que pude entender el abuelo grito algunas palabras en latín, griego antiguo, ibero, celtibérico, etrusco, hitita, egipcio clásico, huno y hasta en gótico y mozarabía.
El abuelo grito algunas palabras como trasero de burro, cabrón bastardo y menciono algunos animales que quería le reventaran el culo.
Lo que no me quedo muy claro era a quien quería el que los animales le hicieran esas cosas.
Después el abuelo dijo.
- Afrodita, yo te convoco en tu forma humana.
En ese instante me di cuenta que definitivamente la razón no era parte de mi vida. Pues solo estando en la locura podía yo ver a la mujer más hermosa apreciando en mi sala. Ella era pelirroja, con los ojos más verdes que las esmeraldas y una silueta esbelta y sensual.  
- ¿Me llamaste amado hijo? – dijo ella sentándose cual reina en mi sofá negro, que en ese instante quedo completamente limpio y aparentando estar tan nuevo como el día en que lo fabricaron.
- Si, tu padre vino a ver a mi nieto.
- ¿Tu nieto? – Afrodita pareció notar mi presencia por primera vez. Me miro con una mezcla de terror y admiración y hasta una pizca de amor. – ¿Tienes un descendiente varón nacido de ti? ¿Pero cómo es posible?
- Madre eso no es el asunto aquí. ¿Por qué demonios Zeus vino a visitar a mi nieto? – grito mi abuelo.
- Porque es tu primer descendiente varón en 3000 años.
- ¿Qué tiene que ver eso?
- Pues que su concepción fue con amor.
- Pero es mi nieto, no mi hijo.
- Si pero su madre quien nació de ti la engendraste con amor. Y su madre lo engendro con amor a él. Y él es un alma pura que te ama.
- La maldición. – dijo el abuelo absorbiendo lo que su madre había contado.
- Disculpen – interrumpí yo cansado de que hablaran de mi como si no estuviera presente – No tengo la más remota idea de qué demonios están hablando. Por una vez les importarían explicarme que jodidos pasa.
- Me gustas chico – dijo Afrodita – ven conmigo y te explico todo.
Así que como si fuera un corderito me senté al lado de una diosa que tenia eones y era nada más y nada menos mi bisabuela.



Comentarios

  1. Kyaaaa me encanto!!! Quiero más, quiero más, quiero massss!!!! Jajaja esta increíble me encantó muchas gracias por este hermoso trabajo ahora a esperar!!! Éxito

    ResponderEliminar
  2. Huawww chicas, me encanto justo la mezcla perfecta para mi , mitología, chicos con carácter y una buena historia que te atrapa de primer momento...muchas gracias, besotessss y esperando más

    ResponderEliminar
  3. Wao !!!! Quede super picada, ya quiero leer el capitulo 2 jejeje sere buena y me portare bien en lo que espero segun se ve es una tremenda historia

    ResponderEliminar
  4. Hola mil gracias por el capitulo esta buenísimo, mil besos
    Que todos pasen un feliz fin de semana, besos

    ResponderEliminar
  5. Precioso, me encanta, que actitud de Max, espero con ansias el próximo, mil gracias por compartir, besos enormes

    ResponderEliminar
  6. Hola chicas hoy me han recomendado su blog y cuando vengo a darle una mirada me topo con esta historia que me a encantado asi que ya tienen a otra seguidora... ansio leer el resto de la historia.

    ResponderEliminar
  7. Gracias por el capitulo de la nueva historia ha estado genial y me ha dejado con ganas de mas espero el siguiente capitulo con ansia

    ResponderEliminar
  8. Hola!!! Descubri vuestro blog por mediación de traducciones homoeróticas, he de decir que me ha encantado el libro de un camino de espinas, sois geniales escribiendo, la historia me atrapo desde un principio y no pude parar hasta terminar el libro. Y esta nueva historia va por el mismo camino, ya tengo ganas de saber que le depara a Max. Muchísimas gracias por compartir tan magníficas historias, besos

    ResponderEliminar
  9. OMG!!!!!!!!!!! me a encantado desde la primera palabra ya esti deseando leer el siguiente capitulo muchas gracias x compartirlo

    ResponderEliminar
  10. Hola!!!! Acabo de descubrir su blog por TH, dejenme decirles que me encanto esta historia que me ha atrapado como la miel a las abejas,jajajaja....bueno sin mas decir que me encantaría seguir leyendo mas trabajos suyos,muchos animos!!!! Besos!!!!!

    ResponderEliminar
  11. Hola.
    Me he divertido mucho con este capítulo. Muchas gracias

    ResponderEliminar
  12. Hola,
    Ecxelente chicas.
    Veo que no soy el único que lee el blog y queda prendado.
    Me quedé intoxicado al ver como Max rechazó a Zeus así no más. jajaja. Fue muy HARD
    Sin palabras al calificar su escritura, y bueno, a esperar.... aunque puedo a ir por los otros -.-
    hmm... ¿Soy el único chico?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Nelson: que rico saber que tenemos miembros masculinos en el blogg. Lindo tener una perspectiva masculina. Cuando leas los otros nos gustaría leer tu opinión.

      Eliminar
    2. Claro, cuando posteen el otro, mi opinión allí estará.
      Por cieto, buena portada para la historia. Y por favor, no nos hagan esperar de más... (hemos aquí muchos anciosos)

      Eliminar
    3. Que bien...y en lo terminamos con el siguiente capitulo...te parece probar con algún otro de nuestros escritos?

      Eliminar
  13. >///< solo con el titulo ya me tenias jajaja pero al leer este primer capitulo me ha terminado de encantar xD
    Necesito saber para que zeus fue a ver a Maximus Christophe James Bradford jajaja ese si que es un nombre largo, dejemoslo en max xD

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yari, hola. Pues veraz Zeus es un libio ídolo egoísta que quiere toda la gloria. Pero calma, ya verás como vamos desenmarañando nuestra visión de los dioses.

      Eliminar
  14. Me encanto descubrí su blog por medio de fujoshis en acción a full y quede totalmente enamorada
    Acabo de leer el primer capi y quede enganchada
    Me encanta la actitud de max
    Saludos y besos

    ResponderEliminar
  15. Hola! Me encanta como va la historia, la actitud de Max es muy relajada y ya quiero saber que va a pasar, sólo queda esperar al siguiente capítulo.
    No quiero dejar de rogarles que continuen con Jugadas del destino, es una saga que me tiene fascinada y sus protagonistas son absolutamente queribles. Las sigo desde el Olimpo donde compartieron el primer libro, gracias por todo el trabajo que realizan y por compartir sus historias con nosotr@s. Besos

    ResponderEliminar
  16. AHHHHHHHHHHHHHHHHHHHH noooooo!!! nunca leo novelas por capitulos justamente por esta razon.... soy una desesperada..... morire antes de saber que pasaaa...... muy buena, gracias por compartirla

    ResponderEliminar
  17. ¡¡Hola!! Acabo de cnocer vuestro blog, soy una recién llegada a este mundillo. Y la verdad, me está gustando mucho. Esta historia en concreto promete un montón, la esperaré con impaciencia. ¡Gracias por compartirla!

    ResponderEliminar
  18. gracias por compartir espero con impaciencia nuevo capitulos besosssssssssssssssssssssssssssssssssss

    ResponderEliminar
  19. Hola! Descubriendo este nuevo blog y voy a leer tus libro se ven interesantes, gracias por escribirlos y compartirlos estaré pendiente de tus publicaciones, saludos!

    ResponderEliminar
  20. hola! aqui nuevamente enbarcandome en una nueva aventura!! me encantan sus historias

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Regalo

Una vida, mil memorias.

Préambulo a nuestro próximo libro.