Entradas

Mostrando las entradas de noviembre, 2014

EL NIETO DE CUPIDO CAPITULO 7

Imagen
Bueno antes que nada queríamos pedirles disculpa por las demoras, por tardar tanto con los capítulos pero bueno, las malditas obligaciones diarias aveces no nos dejan avanzar tan rápido como quisiéramos, pero como siempre les agradecemos inmensamente por estar con nosotras y acompañarnos en este viaje tan hermoso.



Me desperté temprano como era mi costumbre. Después de asearme encendí la computadora en lo que mi café estaba listo. Quería saber cómo estaba Evans y Nerón. El maravilloso olor a café impregnaba mi cocina justo en el instante en que llamaron a mi puerta. Mire el reloj en la pared para constatar que apenas eran las 7:45 am. ¿Quién en su sano juicio visita a esta hora? Al abrir la puerta nada me hubiera impactado más que un repartidor. —¿Max Bradford?— pregunto. — Si. —Tengo una entrega para usted.— dijo el hombre mientras ponía una tabla con recibos bajo mi nariz – firme aquí. Firme un tanto embobado y notando el sonrojo del repartidos. Sin mirarme a los ojos el hombre me entrego…

CAPÍTULO 6 VISIÓN DEL FUTURO

Imagen
Lo siento mucho mucho mucho, no saben cuanto lo siento. Estas últimas semanas han sido un maldito infierno. La escuela me mantiene prisionera. Tareas, trabajos y exámenes. Créanme que he tenido una semana pesada, entre que la maestra de Bacteriología ya me pidió 10 resúmenes para la siguiente semana y el maestro de bioquímica anuló un examen en el que había sacado 97 sólo porque algunos compañeros idiotas se les ocurrió copiar, no he tenido tiempo de nada.

Total, pude acabar este capítulo entre tiempo extra. Así que se los dejo.


CAPÍTULO 6 VISIÓN DEL FUTURO Fenrir
— ¡AMAROK! —grité antes de siquiera llegar a la habitación de éste. El pánico que había invadido mi pecho, reverberaba cada vez que oía sollozar a mi hermano. — ¡AMAROK! —volví a gritar
— ¡¿Pero qué demonios te sucede?! —gruñó Amarok ni bien había salido de su habitación. Tras de él caminaba Nox algo contrariado con un Aurum tremendamente rojo por el llanto. —Aurum estaba dormido—masculló con voz rígida intentando todo lo posib…